Para El Salvador:

  • Facilita las operaciones transfronterizas de forma transparente, controlada y supervisada que estimularán las inversiones y el financiamiento a través de Bolsa, generando flujos de capital que podrán ser utilizados para proyectos de infraestructura y desarrollo social.

Para los Inversionistas:

  • Mayores Alternativas de Inversión. En las Bolsas de Valores de El Salvador y Panamá hay más de 400 títulos valores inscritos a los que los inversionistas tendrán acceso.
  • Más Posibilidades de Diversificación. Los inversionistas tendrán acceso a una mayor diversificación de sus portafolios, aprovechando las oportunidades que se presenten en ambos mercados, accediendo a nuevas colocaciones en mercado primario y alternativas en mercado secundario.

Para los Emisores:

  • Acceso a más financiamiento. Los emisores salvadoreños podrán disponer de una mayor cantidad de recursos para el financiamiento para sus proyectos, al acceder de manera directa a los inversionistas institucionales y naturales de la plaza panameña.

Para las Casas de Corredores de Bolsa de El Salvador:

  • Las Casas de Corredores Salvadoreñas podrán ampliar sus negocios, realizando operaciones, en nombre de sus clientes, directamente en Panamá, a través del ingreso remoto al sistema de la Bolsa de Valores Panameña.
  • Con trámites mínimos ante la Bolsa de Valores de Panamá, obtendrá la autorización para convertirse en operadores remotos.